Elige una letra:

ABSENTISMO PRESENCIAL

El empleado acude a trabajar, pero destina toda o parte de su jornada laboral a ocuparse de asuntos no relacionados con las tareas que tiene encomendadas. Le llaman también TELETRABAJO INVERSO

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr. Leopoldo,
Y como cree Usted que se puede evitar este absentismo ?

Anónimo dijo...

Se me ocurren muchas formas de evitar este absentismo. Por ejemplo: teniendo a tu personal motivado. O con encargos de tareas concretas que luego se revisan. O mejor aún: haciendo un equipo que trabaje como los engranajes de un reloj. Esto no es fácil, pero es el principal reto que tiene cualquier directivo.

Anónimo dijo...

Ah, en San Quiricio a esto lo llamamos "tocarse los huevos".

albert dijo...

Las "nuevas tecnologías" han aportado herramientas a los "absentistas presenciales", como la siguiente: "estar todo el tiempo enganchado a la pantalla de ordenador con la excusa de estar revisando mails o buscar información para la empresa"

Pep Pla dijo...

Al absentismo presencial nosotros le solemos llamar Teletrabajo inverso. Si el teletrabajo consiste en hacer en casa lo del trabajo, el teletrabajo inverso consiste en hacer en el trabajo lo de casa.

Eso me recuerda una pregunta que solía hacer en el trabajo (cuando trabajaba para otros)
- ¿Está fulanito?
- Está de vacaciones.
- Sí, vale, pero... ¿está o no está?

Anónimo dijo...

Mañana prueben a llamar a la Seguridad Social, a la Generalitat o a su Ayuntamiento y pregunten cualquier tema...
-"es que la persona que lleva el tema no está"
-"pues póngame con la que le sustituye"

-"vuelve en septiembre..."

"¿El que le sustituye...?"

-"no, los dos..."

Herraldex

Anónimo dijo...

Me ha llamado la atención este concepto porque soy director de una oficina de atención al público de la seguridad social (INSS-pensiones y prestaciones...)y creo que tristemente los funcionarios tenemos ese estigma de trabajar poco y mal, históricamente anada a pulso.La situación ha cambiado mucho pero es cierto que todavia exixten personas así...En nuestro caso, al tener la presión del público, acompañado del orgullo profesional y personal de hacer bien las cosas y "facilitar el ejercicio de derechos" al ciudadano, creo que trabajamos mucho y lo mejor que podemos, pero opino que en la administración pública (y en las grandes empresas!!! con sueldos mucho más altos que los nuestros...)hay muchísimo absentismo presencial o "teletrabajo inverso". Pep Hortoneda

Jesús Santiago García dijo...

Sinceramente, viendo como está montado el "tinglao" social-laboral actual, el absentismo prosencial o "teletrabajo inverso" es una forma de subsistencia, que por otra parte hacer mover la maquinaria del sistema.
Y si no, que alguien me explique como, utilizando exclusivamente tu tiempo libre:
- Renovar los multiples documentos oficiales.
- Realizar gestiones en organismos oficiales y/o pseudo-oficiales.
- y no se me ocurren más ahora; pero si se expande lo anterior, ya se tiene para rellenar horas y horas...

No defiendo, ni disculpo la ineficiencia; pero en la vorágine de sucesos obligatorios contínuos en la que estamos viviendo, el tiempo tiene salir de algún sitio.

Si bien en economía el dinero, como ya se ha visto, estira y encoge en función de malabarísmos financieros, el TIEMPO es el que es y no hay más.
24 horas son 24 horas y si calculamos la interseccion de horario laboral y horario de atención al público, igual nos asustamos todos y descubrimos que el bien más preciado y único
ya lo tenemos hipotecado desde hace tiempo y por mucho tiempo.

Anónimo dijo...

En mi empresa, desgraciadamente abunda el absentista presencial. Lo peor de todo es que a mi me toca supervisar su trabajo, terminarlo y realizar el mio. Si le añadimos que hasta hace poco era gerente de otra empresa, y que por culpa de esta "no-crisis" (bonito vocablo para añadir a su diccionario, Sr. Abadía) tuvo que extinguirse como tantas otras.

¿Y quien es ese gran absentista presencial? Mi jefe, claro está, que anda todo el día de arriba para abajo, muy ocupado, tanto, que no le queda tiempo para realizar sus tareas... Así nos va.

Mercè dijo...

Saben aquel de uno que va al Ayuntament y pregunta extrañado al conserje:
- ¿No está el señor Tal?
- No no, por la mañana no están, es por la tarde que no vienen.

Antares dijo...

Ahí va un comentario de otro estilo del que los estoy leyendo: ¿Y si mi empresa se dedica a ascender a los amigos de los amigos que no saben hacer nada?. ¿Si es tan grande y tiene una dirección punitiva que sólo tiene capacidad para evaluar los errores - que sólo los comete el que trabaja - y no los aciertos?. ¿Si tan lenta en tomar decisiones que una vez acepta una innovación presiona tanto en plazos que se convierten en imposibles, puesto que se ha "gastado" todo el tiempo en tomar la decisión?. ¿Si no motiva, sino que más bien desmotiva como consecuencia de todo lo anterior?. La pregunta es:
¿Qué se puede hacer si no absentismo presencial?.

Alfonso dijo...

antares acaba de describir al Servicio Andaluz de Salud ( y creo que a multitud de empresas públicas). Creo que cabe aplicar el refrán castellano "qué buen vasallo si tuviera buen señor".

Anónimo dijo...

Yo propondría incluir el término "ostracismo laboral", que es lo contrario al absentismo laboral. Es decir, es aquella persona que va a trabajar pero cuya empresa no le da tareas y se pasa el día sin hacer nada.

Y no, no es un chollo. A menos que seas un absentista laboral. Es aburrido y frustrante.

Anónimo dijo...

pues el que pueda ser un absentista presencial que lo sea... (me gusta más trabajar para vivir... y no vivir para trabajar...) Los avariciosos bancos, no los NIJAS y el sistema montado actual, el ahora también "útopico capitalismo --- ya que ahora es ayudado socialmente por todos a salir a flote, comprando activos 'buenos, o inyectando dinero a tal o cual banco" que diría un comunista -al que si han tachado su sistema de útopico 'que lo es'- ha llevado a estas situaciones de premiar la creación de dinero ficticia, tan ficticio como el puesto de trabajo de un absentista presencial ---> sino tiene curro que lo echen, si lo tiene y no lo hace, que lo echen, y si el trabajo se lo hacen sus compañeros que se jodan y que se lo digan a el y si sigue que se lo comuniniquen a sus superiores!!!! MANDA HUEVOS!!!

Anónimo dijo...

Lo que pasa es que hay mucho vago y mucha excusa para no hacer nada en todo el día. En general somos poco responsables porque si las empresas quiebran también es por el "que se joda el jefe" cuando la cruda realidad es que la desidia de unos pocos nos perjudica a todos.

Anónimo dijo...

Coincido... como miembro de "la generación Y" me gustaría que (para evitar que me convierta en uno de esos..)

1) valoraran el algo mi trabajo y formacion y que no me hagan hacer copias que para eso mejor veo el internet.
2) que si por fin me dan a hacer un informe alguien lo lea y no solo lo encuadernen para que quede llena la estantería
3) alguien se molesta en escuchar mi opinion? (si es que preguntan)
4) Si hiciese jornada continua tendría 2 horas al día para mis cosas y no se solaparían los horarios... ¿como puedo ir a cortarme el pelo si cuando salgo essta cerrado? (por poner uno de muchos ejemplos

y así un monton de detalles que han hecho que en solo 7 meses haya salido de la universidad con ganas de comerme el mundo a tender hacia... el absentismo presencial...
:( :( :(

Ama de Casa dijo...

Cada día la atención y servicio al cliente es peor en todas partes y las reclamaciones se tiran a la basura. Es el signo de los nuevos tiempos, y yo que voy al super 4 veces por semana y frecuento los mismos comercios e instituciones que el resto de las mamas trabajadoras se lo que es sentirse insultado por el empleado de turno. Pero si me pongo en su lugar pienso que es normal que un mileurista trabaje como tal. Si ve que sus esfuerzos no tienen recompensa económica, para que hacerlos. Como no sentirse explotado y sin futuro. No creo que yo hiciese lo mismo ya que no es mi carácter, pero comprendo que la falta de ezperanza de futuro no produzca muchas ganas de trabajar sino todo lo contrario. Con la ley del mínimo esfuerzo el sueldo es el mismo y esforzarse no da los frutos esperados al contrario del peloteo, el mobing y la falta de escrúpulos. Creo que los trabajadores no son los únicos que pueden resolver la falta de competitividad, ni las 65 horas de la UE...o se puede adoptar el modelo chino...

Antares dijo...

Ama de casa tiene razón. Lo acabo de vivir en propia piel. Un empleado mileurista (supongo) con un contrato basura y ligado a la consecución de resultados comerciales; miente y engaña a sus clientes; para intentar llevarse a casa ese mínimo de supervivencia (que serán 100 o 200 euros más al mes)- parte variable por resultados comerciales - que le permitan vivir un poco mejor. Total - pensará el - a los 6 meses me van a echar, el "marrón" para la empresa... Qué más da. Eso se llama: supervivencia ultra-empleo

Anónimo dijo...

Mientras mi jefe siga pensando q me paga un salario justo, yo seguiré haciendo como que trabajo...

Anónimo dijo...

Bueno no seria de estos si me dieran trabajo de una vez!!!

Anónimo dijo...

Lo que pasa es que vivimos en un pais de pandereta, y por mucho que nos creamos que somos super mega guais,la mayoria de los españoles somos como sacados de la Novela picaresca y asi nos va.Tenemos lo que nos merecemos,y por supuesto la clase politica son los más expertos en este tipo de cuestiones."Vivan los vagos" es su lema hay que premiar al que no pega chapa y fastidiar al que trabaja.

felip dijo...

absentismo presencial,es lo que hacen muchos directores y jefes de sector en leroy merlin y en la tienda de telde aun mas.

Virginia Holtz dijo...

Desde mi punto de vista, el teletrabajo inverso es una de las principales causas de la baja productividad de nuestro país. Este absentismo se debe en parte porque el modelo actual con el que se organizan las empresas, ya no es valido para nuestros tiempos. Cada vez más somos conscientes de que el trabajo es un medio para poder satisfacer nuestras necesidades y necesitamos tiempo para llevar a cabo otras tareas, relacionadas con la familia y con los intereses personales. Y nuestra actual forma de trabajo no nos lo permite. Sería necesario que las empresas empezaran de verdad a intentar compaginar la vida profesional con la personal y verían así como sus índeces de absentismo presencial disminuyen. Esta transición no es fácil, pero podrían buscarse modelos mixtos, como trabajar desde casa 3 o 4 días a la semana y acudir a la empresa cuando sea estrictamente necesario: reuniones con gerentes, reuniones sobre objetivos, con clientes, proveedores... Con las nuevas tecnologías hay muchas tareas que podrían hacerse desde casa (y las empresas pueden controlar que efectivamente se hacen), sin mecesidad de perder el tiempo por ejemplo, en desplazamientos hasta la oficina (en las grandes ciudades esto supone un promedio de mínimo 30 minutos para ir a la oficina y otros 30 para volver).

Virginia Holtz
http://www.beffreshh.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Es un doble problema , por un lado tenemos una persona que no rinde al 100% y por otro un puesto de trabajo mal adjudicado.Creo que cada vez se hace mas importante la colaboracion de personas muy cualificadas en recursos humanos y psicologia que hagan un seguimiento continuo al capital humano de las empresas...los sindicatos..las administraciones publicas ..los partidos politicos y todas las organizaciones en general , hasta que todo el mundo sienta la necesidad del trabajo bien hecho y la responsabilidad.

Anónimo dijo...

El Absentismo, en mi opinión está estrechamente ligado a la desmotivación. Ocupar a gente con una cualificación alta, en puestos que requieren menor cualificación.

El que contrata tiene unas expectativas altas al cubrir así el puesto y luego, batacazo para ambos. Como dice la Cutura Lean, cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa.